domingo, 14 de abril de 2013

Rigo "feliz" por lo hecho; Nonito pone excusas

Al terminar el combate se hizo el silencio en Nueva York. Algunos aficionados se mostraban abiertamente "molestos", puesto que pensaban que iban a ver una guerra. Otros, sin embargo, presumían de haber visto durante 12 asaltos la mayor exhibición de fundamentos aplicados por el "Chacal" en un combate profesional; extensión lógica de uno de los mayores talentos jamás vistos en el campo amateur.

El cubano, ahora campeón WBA y WBO Supergallo, se mostró satisfecho por lo que hizo en el ring "lo avisé antes del combate. No debía subestimarme. He anulado su boxeo, le he dejado hacer lo que yo he querido en todo momento". ¿Ahora qué?, "tranquilidad, a esperar mi próximo rival. No me escondo de nadie". Algunos aficionados no parecen contentos con lo visto "yo he mostrado calidad. El que sepa de boxeo lo sabe. No puede vencerme quién cree que con un solo golpe se puede llevar la victoria".

Nonito Donaire, gran derrotado, tiró de excusas "he tenido muchos problemas con el peso, subiré inmeditamente de división. Hace varios combates que tengo problemas con los ligamentos de una rodilla. Ya no aguanta más, debo operarme ya. Quiero la revancha con Rigondeaux. Posiblemente no le estudie a fondo. Ahí estuvo mi error".