domingo, 14 de abril de 2013

Un sublime Rigondeaux "encorsetó" a Nonito

Era la gran pelea, la más esperada. Anoche en Nueva York se veían las caras Nonito Donaire, mejor boxeador de 2012, y uno de los mayores talentos que jamás se vieron en el campo amateur, Guillermo Rigondeaux. En juego estaban los títulos WBA y WBO del peso Supergallo.

La victoria se la llevó Rigondeaux por decisión unánime; 116-111, 115-112 y 114-113.

Desde el inicio de la contienda se vio a un Rigo serio, con la lección aprendida. Serio, metido en el combate y con todas las armas necesarias para incomodar a Donaire; velocidad, colocación, anticipación y poder en los cruces.

Nonito estuvo todo el combate persiguiendo una sombra. Con pocas ideas. No supo en ningún momento como desactivar la estrategia del cubano que le anuló hasta tal punto que pocos reconocimos al "filipino flash". Los asaltos pasaban. El público americano silbaba la poca falta de acción mientras que otros, la gran mayoría, observaban maravillados como el cubano minimizaba al temido Donaire.

En el décimo Rigo cayó a la lona. Espejismo. El cubano se levantó y siguió con su particular clase de fundamentos. Terminó la pelea y el "Chacal" se llevó a los puntos la victoria ante el otro gran estilete filipino. Hoy también están de luto. Aquí puedes ver el combate: