lunes, 27 de mayo de 2013

"Pegar sin dejarse pegar"; Defensa de la victoria de Narváez

Una vez acabado el combate del pesado sábado entre Omar Narváez y Felipe Orucuta se vivió algo insólito; La televisión mexicana daba ganador al argentino, la argentina daba ganador al mexicano.

El título Supermosca WBO quedó en Argentina por decisión dividida. Beristáin y muchos aficionados creen que la victoria debió marchar rumbo a México puesto que Orucuta fue más activo y más agresivo. La mejor defensa sobre la victoria de Omar la firma Ernesto Rodríguez III, @EPHECTO en Twitter. Os dejo su columna "Es pegar sin dejarse pegar"



"Las tarjetas de la pelea entre Omar Narváez y Felipe Orucuta mostraron dos criterios de cómo se puntúa en el boxeo. El jurado yanqui Bill Lerch dio 118-110 para el visitante; según su punto de vista “efectista” el mexicano habría ganado diez de los 12 asaltos por su firme tesitura de ir al frente. A la inversa, su compatriota Rocky Young y el boricua José Roberto Torres vieron arriba al Huracán por 115-113. ¿Cuál es la mirada más cercana a la verdad? El reglamento pide tener en cuenta cuatro parámetros: ataque (iniciativa mediante golpes limpios), eficacia (golpes que produzcan efectos por correcta aplicación y poder), defensa (paradas, bloqueos, esquives y desplazamientos que anulen el ataque adversario) y técnica (habilidad en la aplicación de golpes y el manejo del ring).
Entendido esto, no importa tanto quién tira más (en este caso, el mexicano) sino quién pega mejor (el argentino); no hay que mirar quién avanza sino quién establece cómo y en qué lugar del ring se pelea. No olvidarse que el boxeo es el “arte de pegar sin dejarse pegar”.
Así entendido, los libros manifiestan que la victoria de Narváez es inobjetable. El resto es cháchara"