sábado, 4 de mayo de 2013

Vídeo; Así se vivió el pesaje desde el "séquito" de Mayweather

Floyd Mayweather mascaba chicle rodeado de los suyos. En la tarima Jimmy Lennon Jr presentaba a los protagonistas del gran duelo, y la sonrisa de Floyd iba en aumento. Llegaba el momento del show.

Y Mayweather salió a la tarima ante la desesperación de su séquito, al que le fue imposible acompañarle. El pabellón estaba lleno, excitado, con ganas de que empezasen ya las hostilidades. Mayweather marcó 66,200 kgs por los 66,600 de Guerrero.

No pasó nada del otro jueves tras el cara a cara. Algo ciertamente curioso. En su primer cara a cara, meses atrás, Mayweather le dijo de todo a Guerrero, a escasos centímetros. Marcó territorio. Posteriormente el que aumentó su discurso de forma beligerante fue Guerrero, que hasta incluso vio como su padre llamaba "maltratador" a Floyd, también a escasos centímetros, en la rueda de prensa de hace unos días. Mayweather fue listo, calmó a su entorno y dijo que él hablaría el sábado, "ahora toca estar tranquilo, que sean ellos los que pierdan las formas". El trabajo ya estaba hecho.