lunes, 16 de septiembre de 2013

Mayweather se dislocó el codo izquierdo, ¿Papá tiempo?

Nadie duda que después de lo visto el sábado Mayweather sigue en lo más alto. Unos podrán decir que rehuyó a muchos rivales en su mejor momento, otros le recordarán siempre el nombre de Pacquiao, pero Floyd está en un momento en el que afirma "pasar" de las críticas porque afirma que siempre estarán ahí. Es más, da a entender que si pelease con Pacquiao "le ganaría y me criticarían por no haberme enfrentado antes con él".

Pero hay un dato que puede hacer pensar que el tiempo empieza a hacer mella en Mayweather, y no es otra cosa que algunos achaques que empieza a sentir en algunas articulaciones. Sin ir más lejos el pasado sábado, entre el quinto y sexto asalto, Floyd sintió que se había dislocado el codo izquierdo y tuvo muchos problemas para usar el jab. Apenas se notó, pero Mayweather afirmó que llegó a estar preocupado en la recta final del combate.

De Mayweather se puede decir cualquier cosa, pero insisten que en el gimnasio trabaja con la humildad de un debutante. Siempre da el máximo. A sus 36 años no deja de ser anecdótico, pero hay varios especialistas deportivos que afirman que cuando un deportista de alto nivel empiezan a tener molestias en sus articulaciones "son el inicio de una rápida sucesión de lesiones. El cuerpo humano no está diseñado para esforzarse al límite durante tanto tiempo, las articulaciones son la primera señal". Floyd no le da importancia "He forzado peleando 2 veces en 4 meses, no regresaré hasta Mayo de 2014 y en ese entonces todo volverá a estar bien".