viernes, 11 de octubre de 2013

Hasta siempre, María

La pasada madrugada nos dejó María de Villota, con sólo 33 años de edad. La piloto fue encontrada sin vida en su habitación del hotel Sevilla Congresos, y como habréis visto ha sido posiblemente la noticia más triste de la jornada.

María, ya lo sabemos, ha sido la primera mujer española que llegó a la Fórmula 1. No participó en ningún gran premio, pero sólo el hecho de llegar a ser probador de una de las escuderías del gran circo es una victoria. Ella entrenó y amaba el boxeo. Durante mucho tiempo ella acudió a las instalaciones del gimnasio Emporio - Barceló, para trabajar a las órdenes de Fernando.

Todos coinciden en que, por encima de todo, era una gran persona que transmitía alegría a todo aquel que se acercaba a ella. Descanse en paz.