miércoles, 9 de octubre de 2013

Juan Manuel Márquez confía en derrotar Bradley

El mexicano Juan Manuel Márquez, de 40 años, llegó ayer a las instalaciones del hotel Wynn y volvió loca a la fanaticada mexicana, que llevaba horas aguardando su llegada. Escenario donde este sábado, en "terreno maldito", le espera Tim Bradley, invicto y actual campeón WBO del peso Welter.

Márquez (55-6-1, 40 KOs) buscará, por un lado, entrar en la historia del boxeo mexicano tratando de ceñirse la corona mundial en un quinto peso distinto. Honor que, por cierto, afirmó que ya debió haberse hecho realidad "la noche de la tercera pelea con Pacquiao".

Por otra parte buscará romper 2 maldiciones. La primera derrocar aquella que habla de los enormes problemas, y tiempo, que hace que el mexicano no derrota a un púgil que sube al ring sin derrotas en su casillero. La segunda, aunque con menos ejemplos, es la que habla de que el escenario de la pelea -Thomas and Mack Center- es un escenario maldito para el boxeo mexicano. No consiguen vencer allí un combate desde Chávez padre en 1993. La última derrota, por ejemplo, fue la de Chávez Jr ante Maravilla en Septiembre del año pasado.