viernes, 3 de enero de 2014

En Belfast todavía escuece el "bofetón verbal" de Kiko a Frampton

Kiko Martínez ha madurado. No sólo a nivel boxístico, donde cada vez se le ve más asentado con su título IBF Supergallo, sino que también a nivel verbal. En este último escenario ha sido donde precisamente ha golpeado con una tremenda violencia a Carl Frampton, persona más acostumbrada a estas lides.

El norirlandés, que había venido declarando que Kiko no podría escapar de él, no parece haber digerido bien las últimas declaraciones de Kiko Martínez, en las que nuestro campeón afirmó que “Saludé a Scott Quigg antes y después del combate. Me pareció un caballero, una gran persona. Me encantaría pelear con él. Con Frampton no hablé, pero le agradezco que haya venido a verme. ¿Con quién pelearía?, prefiero a Quigg. Es una gran persona y campeón WBA, mientras que Frampton es sólo un aspirante que debe esperar su momento y no pedir pelear conmigo cada vez que puede. Que hable, que yo estoy a otras cosas”. Jaque mate. La prensa de Belfast habla hoy de “huida”, pero en el fondo saben que Kiko les ha puesto en su lugar; el campeón elige hasta que toque el aspirante oficial. A Frampton no le queda más remedio que esperar… y callar.


Kiko podría regresar a la acción el 7 de Junio en Nueva York, en la cartelera del Maravilla – Cotto. Su rival, en principio, no será europeo… Pero Eddie Hearn insiste en que bien en esa fecha, o después si hay tiempo, Kiko pueda unificar títulos con Scott Quigg.