miércoles, 2 de julio de 2014

Kiko Martínez: "No imaginaba a otro rival que no fuese Frampton"

Kiko volvió a mirar a los ojos a Frampton. Cara a cara. Por un momento daba la sensación de que nada había cambiado desde la última vez que lo hicieron, hasta que Kiko dejó escapar media sonrisa; la película ya no es la misma.

"Desde que Frampton me derrotó sólo pensaba en regresar y ya estoy aquí" anunció el español. Hace casi año y medio, en esa misma ciudad, Kiko se desquició pensando en dañar a ese espigado púgil local que suponía el obstáculo al camino de la tranquilidad económica. Esta vez todo es distinto, el campeón Supergallo IBF sabe que hasta luchando por el orgullo la clave estará en no saltarse el guión y ejecutarlo a la perfección; está preparado.

"Confíe en mi equipo tras la derrota, me dijeron que haciendo las cosas bien llegarían los resultados. Soy el campeón, no hay duda que tenían razón. Quise regresar a Belfast antes, ahora que mi equipo dice que es el momento es cuando entiendo que trabajando duro ganaré esta pelea" sentencia Kiko.

Frampton, por su parte, siguió a lo suyo "tus últimos rivales ya no estaban en su mejor momento, pero para tu desgracia yo soy mejor boxeador que cuando te derroté antes del límite". "El 6 de septiembre será una gran fecha para Belfast". Moralmente tiene el recuerdo de su victoria, aunque olvida que Kiko le produjo una severa perforación de tímpano que le tuvo varios meses en dique seco. De aquí a la pelea Frampton podrá decir lo que quiera, Kiko no volverá a hablar hasta la víspera.