miércoles, 2 de julio de 2014

Kiko regresó al "lugar del crimen" como campeón

Kiko Martínez y Carl Frampton, su gran enemigo, volvieron a verse las caras. Fue ayer en Belfast, Irlanda del Norte, escenario en el que ambos se enfrentarán el próximo 6 de septiembre. Esa noche estará en juego la corona IBF Supergallo que actualmente luce el español. Fue una presentación a lo grande.

Los irlandeses aprovecharon dicho acto para anunciar que el duelo se celebrará al aire libre, en la explanada del Titanic Quarter. Aseguraron que aprovecharán a lo grande el tremendo espacio del que disponen y que conseguirán un aforo para 16.000 espectadores. Quieren una noche histórica. El cuadrilátero estará a escasos metros de donde se contruyó el Titanic, aunque ellos creen que nada hundirá la fulgurante carrera de Carl Frampton.

Kiko llegó tranquilo, casi relajado. No tiene nada que ver con aquel desquiciado boxeador que hace año y medio quería empezar la pelea en el mismo pesaje. Tiene la tranquilidad del campeón y la pausa del cazador, aquella que le dice que todo lo que tiene que decir o hacer empezará cuando suene la campana el próximo 6 de septiembre. Los irlandeses ironizaban en la víspera, pensando que Kiko querría empezar la pelea allí mismo y se encontraron con un campeón pausado, repleto de confianza y luciendo traje y corbata. La acción empezará el 6 de septiembre, ahora toca preparar la pelea.