miércoles, 7 de enero de 2015

Los ambiciosos planes de Golovkin: "No rehuiré ninguna pelea"

El púgil kazajo Gennady Golovkin, de 32 años, quiere que definitivamente 2015 sea el año en el que toda la admiración que recibe se convierta en millones de Dólares. Sabe como hacerlo. Posiblemente siempre lo tuvo claro, pero es ahora cuando percibe que está más cerca que nunca de pelear ante los grandes nombres del boxeo actual, aquellos que garantizan noches en PPV.

Ya debería formar parte de ese "selecto" club, pero para entrar hace falta algo más que talento. Se le puede preguntar, sin ir más lejos, al gran Guillermo Rigondeaux... Un púgil asqueado y sorprendido de los requisitos que exigen las televisiones estadounidenses no ya para ganar dinero, sino que también para poder aparecer en ellas.

GGG arrancará 2015 peleando el 21 de Febrero frente a Martin Murray en Montecarlo. Pondrá en juego su título WBA y WBC Interino del peso Medio. Buena pelea, pero el entorno del kazajo piensa que el británico no podrá contener lo que supone tener a Golovkin en frente, por más que sus buenas actuaciones frente a Sturm y Martínez hagan pensar lo contrario.

Golovkin cree que, ganando, estará a las puertas de medirse al vencedor del duelo que debería enfrentar a Michel Cotto -campeón Medio WBC- con el Canelo Álvarez. ¿Y si le esquivan?, no le importa. Mantiene que se enfrentará con aquel que le pida una oportunidad desde el peso Superwelter hasta el peso Semipesado. Hay otro nombre que le obsesiona; Julio César Chávez Jr.