lunes, 4 de mayo de 2015

Para nosotros... ganó Mayweather

El combate del siglo llegó, pasó, y el boxeo, como la vida, sigue y seguirá igual. Un poco más desencantado que de costumbre, eso sí, porque queda la sensación generalizada de que triunfó el mal sobre el bien en todo su extremo; no sólo no gustó la victoria de Mayweather, sino que además se discute la decisión elevándola a la categoría de robo.

Pero no, no ganó Pacquiao. No lo hizo, pese a que muchos crean que realmente el filipino hizo méritos para conseguir llevarse lo que una vez más fue llamado en la previa como "pelea del siglo".

De Mayweather ya sabíamos el boxeo que iba a desempeñar en el ring, no ha engañado a nadie. Lo ha hecho siempre. Lo del sábado no ha sido nada nuevo ni tampoco una invitación al desencanto general. Es un púgil virtuoso, imposible de abordar, que sabe llevar cada acción a terrenos que no sólo conoce mejor que nadie, sino que además saca partido sin aparente dificultad. Ni corrió ni huyó despavorido de Pacquiao, no se dejen engañar. Usó el jab, trató de cruzar su directo de derecha esperando las entradas del Pacman y supo sacar trabajo cuando Manny se quedó dubitativo. Insisto, no corrió, se plantó delante del filipino y cuando esté trataba de abordarle le dejó sin distancia, recorrido... ni opción. Supo anularle. No le llamen huir, ni correr; es boxear.

De Pacquiao sí esperaba más. Mucho más. La pregunta era ver cómo podía superar aquello en lo que Floyd era superior, pero la respuesta no tuvo ni el argumento ni el peso esperado. Ni lanzó más que Floyd, ni conectó más o mejor. Muchos golpes no llegaban, mientras que otros se estrellaban en la guardia del estadounidense. Varios asaltos se decidieron por pequeños detalles, pero Manny alternó momentos en los que parecía desear la victoria más que nadie con otras fases en las que no podía, no quería... o no le dejaron. Pensó que bastaba lo que hacía, pero no. Los números dicen lo contrario. Llegó a decir después de la pelea que estaba lesionado de su hombro derecho.

Hace tiempo, demasiado, que no veía a Pacquiao lanzar tan pocos golpes en 12 asaltos. También hace tiempo que no recordaba verle con un porcentaje de acierto tan bajo. A eso que muchos podrían llamar demérito tendrían que llamarle acierto de Mayweather. Lo fue.

En mi opinión, y tras 2 o 3 asaltos difíciles de puntuar, me sale 115-113 a favor de Mayweather. Y quería que ganase Pacquiao. Lo del 118-110 lo sigo considerando un insulto.