martes, 17 de mayo de 2016

¿Vergüenza?; Mayweather insiste en que peleará con McGregor

Parece ser que sí, que va a delante. Uno puede sorprenderse, escandalizarse, preguntarse qué narices es esto y poner cara incredulidad al presenciar algo que parece ser un negocio revestido de esperpento, pero nada va a cambiar la opinión de los protagonistas; sí, va adelante esa pantomima entre Floyd Mayweather y Connor McGregor. Al menos no hay día en que no se alimente ese duelo.

Y digo pantomima porque lo es. Nadie debe dudar de la calidad de Floyd, o de la de McGregor, pero cada uno debería reinar en lo suyo. O dedicarse al menos a lo que sabe, a la disciplina que les dio nombre, respeto y prestigio... o al menos así debería ser.
Mayweather no se esconde. Reconoció que ha habido, hay y seguirán los contactos. "No sabemos a dónde vamos a llegar, pero sí, hay conversaciones, espero y deseo que se haga la pelea". También, algo que puede sonar más grave, justificó ese posible duelo "haríamos una pelea de boxeo porque bueno, ehh, McGregor ha ganado a más rivales peleando de pie que agarrando en el suelo".

No, ni siquiera se puso colorado. Una pelea de boxeo se justifica en eso, en que McGregor fue campeón de Irlanda y en que gana a sus rivales sin hacerles técnicas de suelo.

Y en el dinero, claro. Podemos leer que éste duelo sería en septiembre, en Las Vegas, y Mayweather partiría de una base de 120 millones garantizados por 10 de McGregor.

El luchador de UFC sigue lanzando guiños al boxeo. A la pelea. Además, por si eramos pocos, Freddie Roach anuncia que él podría entrenar al luchador de UFC para conseguir derrotar a Floyd Mayweather. Tiene la llave, supongo.

Claro que si el día del evento, o posteriores, nos encontramos con que dos millones de hogares estadounidenses pagaron 90 dólares por ver éste duelo... los raros seríamos aquellos que no entendiésemos que el deporte, y la vida, va hacia donde los gustos y el dinero empujan. ¿De verdad los aficionados al boxeo y los de UFC presenciarían el espectáculo?.

Quiero creer que todo esto es un show.